Please pardon our dust! We're migrating to new web servers and improving our site. We know it’s taking a while but sit tight and we’ll be back better than ever very soon.

Escuelas y familias como socios en el aprendizaje de la alfabetización remota

Si lo prefiere, lea la versión de texto del gráfico.

La ruta a la lectura: Arme su propio equipoClick para agrandar

El aprendizaje de la alfabetización remota es una colaboración entre las escuelas, las familias y los estudiantes.

TRABAJANDO JUNTOS

Las escuelas deben:

Incluir información sobre cómo pueden acceder las familias y usar la tecnología como, por ejemplo, el sistema de manejo del aprendizaje, las aplicaciones, juegos en línea o programas asistidos por tecnología, para respaldar el aprendizaje de la lectoescritura en sus hijos.

Usar esta tecnología para mejorar, no reemplazar, lo que ya están haciendo en cuanto a la instrucción.

Hacer la instrucción accesible a los estudiantes con discapacidades, y seguir los apoyos y metas establecidas en el Plan Individualizado de Educación del estudiante (IEP).

Continuar brindando intervención de alfabetización a los niños que la recibieron anteriormente, aunque no se vea igual que en persona.

Buscar retroalimentación de las familias y estudiantes para ayudarle a saber lo que está funcionando y lo que puede mejorar.

Sugerir recursos y actividades para las familias. Transmitir que todos los días las experiencias se pueden convertir en oportunidades de alfabetización.

Las familias deben:

Guiar el aprendizaje de alfabetización de los hijos en casa.

Convertir las experiencias cotidianas en oportunidades de alfabetización utilizando los artículos del hogar.

Dejar de pensar que deben tomar el lugar de los maestros.

Recordar que el aprendizaje remoto es diferente para cada familia.

Proveer retroalimentación a la escuela para expresar lo que está funcionando y lo que puede mejorar.

Sentirse seguro de usar los recursos y guías de las escuelas, así como su propia investigación para ayudar a su hijo.   


Traducción por Parent to Parent of Miami Parent to Parent of Miami